Muchos directivos temen que sus empleados usen su sentido común, prefieren controlarlo todo. No son conscientes de que su problema no tiene que ver con la eficiencia, sino con la creatividad.

3 de cada 4 organizaciones, tienen como prioridad la estratégica de la innovación

Boston Consulting Group.

Fomentar la creatividad de los empleados e incentivar la innovación , también es necesario que tengan una cierta libertad.

1.- La gente.

  • Muchas empresas, se obsesionan con que su producto tiene que ser diferente sin tener en cuenta que la gente se asusta de algunas tecnologías o productos porque son demasiado nuevos.
  • La cuestión no es ser profundamente diferente, como suele pensarse, sino distinguirse de una forma adecuada.

2.- El cliente.

  • El paradigma de la humanización de los negocios no tiene que ver solo con los trabajadores, el cliente es quien finalmente garantiza el éxito de un proyecto innovador.
  • Si el cliente no sabe lo que quiere no significa que se les tenga que decir, la realidad es que no se les conoce lo suficiente y no se les están planteando las preguntas adecuadas.

3.- La ética.

  • Trasladar esta interrogante a la práctica, genera uno de los valores más importantes con los que puede contar una compañía, para crecer en el mercado la confianza, ya que las empresas tienen que ir un paso más allá y no pensar sólo en sus clientes.
  • Los empleados y la gente que recibe el impacto de su trabajo, aunque no compren los productos, forman parte de lo que significa la empresa para la gente. La proposición de valor es mucho más que el servicio que se les presta.
Deja un comentario